Resolucion sobre Tibet del 17 Seminario Comunista Internacional de Bruselas del pasado mayo 2008

Posted by Tomás Vivanco | | Posted on 13:54




 
El glorioso Ejército Popular de Liberación chino libera pacíficamente Tibet de la despótica feudalidad lamaista.


 

La clase obrera, su papel y su misión actual Las tareas y las experiencias concretas del Partido Comunista en la clase obrera y en el sindicato

Bruselas 16-18 de mayo de 2008

www.icsbrussels.org , ics@brussels.org

Resolución Tíbet-China

1.El Tíbet forma parte integrante de China desde hace numerosos siglos, sin tomar en cuenta las formas concretas que hayan tomado las relaciones entre el Tíbet y el Estado chino central en el transcurso de los tiempos feudales.

2.Debido a la debilidad del poder central chino a principios del siglo veinte, los países imperialistas supieron meter la mano sobre ciertas regiones. Así, la Gran Bretaña incorporó temporalmente al Tíbet a su imperio colonial hindú, mientras que el fascismo japonés acaparó Manchuria.

3.La revolución china liberó al país de toda dominación extranjera y volcó el poder de las clases feudales. Esta revolución evidentemente no pudo ser detenida a las puertas del Tíbet, que fue liberada en 1951.

4.Jamás un país ha reconocido un "Tíbet independiente". La posición oficial, incluso de Estados Unidos, ha sido siempre, hasta este día, que "la región autónoma del Tíbet forma parte de la República Popular China"1.

No es sorprendente entonces que el Dalai Lama "niega de estar a favor de la independencia del Tíbet y dice sólo reclamar más autonomía". Pura hipocresía. Pues reclama la "salida de las tropas chinas, una constitución tibetana, la expulsión de los chinos de otras nacionalidades", etc. No habla solamente de la región autónoma del Tíbet, sino de un "Gran Tíbet", el conjunto del territorio sobre el cual habita una minoría tibetana, es decir, 25% de la China actual (que cuenta con 5.4 millones de tibetanos en total, es decir, el 0.4% de la población total). Jamás en el transcurso de la historia de un poder feudal tibetano, éste se extendió sobre tal región, nunca ha existido ese "Gran Tíbet".

5.Sin embargo, es con la ayuda financiera, logística y militar de la CIA que el movimiento independiente tibetano fue creado al día siguiente de la victoria de la revolución china de 1949. Desde el principio debía servir a minar el poder comunista y la existencia misma de la República Popular China, amenazando su unidad a través de la provocación de problemas internos.

El rol central de la CIA en los problemas que estallaron en el Tíbet en 1959 está ampliamente documentado2. Durante numerosos años, las milicias tibetanas, formadas por la CIA, hicieron incursiones regulares en el Tíbet. El "destacamento tibetano" de la CIA estaba dirigido por Roger McCarthy, quien más tarde dirigió operaciones similares en Vietnam y Laos. Oficialmente, la CIA puso fin a sus intervenciones en el Tíbet en 1974.

6.Después de que los (intentos de) golpes de Estado de la CIA en numerosos países habían desacreditado ampliamente a esta agencia estadounidense, el expresidente Reagan puso en marcha en 1983 el "National Endowment for Democracy" (NED). Como sus mismos fundadores lo reconocen, el NED tenía que tomar a su cuenta ciertas operaciones de intervención y de subversión dirigidas antes directamente por la CIA.

7.El movimiento independentista tibetano retomó vigor bajo la presidencia de G.W. Bush, cuando el NED – así como otras agencias estadounidenses – acrecentó de nuevo su apoyo multiforme3.

También la administración Bush derrama hipocresía al declarar "que el Tíbet forma parte de China", mientras que al mismo tiempo sostiene a fondo al Dalai Lama y su "gobierno en exilio", así como al movimiento tibetano abiertamente independentista.

8.Es con la ayuda intensiva del NED y de otras agencias estadounidenses que el movimiento independentista tibetano lanzó su campaña reciente, que llevó al motín criminal de Lhasa en marzo de 2008. Esta campaña ha sido preparada desde hace dos años, y especialmente durante la Quinta Conferencia del "Apoyo al Tíbet" en Bruselas en mayo de 2007, organizada por el "gobierno tibetano en exilio" que presentó a los 181 grupos presentes un plan de acción para los Juegos Olímpicos de Beijing de agosto de 2008.

Paralelamente, el NED avanzó otro de sus peones en el tablero, la organización "Reporteros sin fronteras" de Robert Ménard. Numerosos documentos atestiguan que RSF ha sido financiado y patrocinado desde su fundación por el NED. RSF nunca dejó de distinguirse por sus ataques de odio ya sea contra Cuba o contra Venezuela. La UNESCO ha decidido poner fin de manera definitiva a toda colaboración con RSF, debido a su continua falta de ética4.

9.La virulencia de la campaña "pro-tibetana" y anti-china actual se explica en primer lugar por la crisis creciente del sistema capitalista mundial, particularmente en los Estados Unidos. El imperialismo ve cada vez con peores ojos progresar a grandes pasos a la China popular sobre el escenario económico y político mundial, mientras que sigue proclamándose socialista.

Los Estados Unidos de G.W. Bush apuestan abiertamente en su superioridad militar para imponer su orden al mundo. Pero, debido sobre todo a la resistencia heroica de los pueblos agredidos, las tropas estadounidenses se empantanan tanto en Irak como en Afganistán. Los Estados Unidos no se atreven actualmente a lanzar abiertamente ataques militares contra China.

Por eso han recurrido a este tipo de agresión y de subversión. Podemos esperar que Washington refuerce sus campañas contra China, así como la agitación y la subversión contra cualquier otra potencia emergente que moleste su hegemonía.

10.El Tíbet constituye una región autónoma en el seno de la República Popular China. China es aún un país en vías de desarrollo, un inmenso país que alberga más de un quinto de la población mundial. A pesar de los progresos indiscutibles, la RPC no ha escondido nunca el hecho de que tiene aún un largo camino a recorrer. El pueblo chino reclama lo que todo pueblo reclama: el derecho de poder regir sus propios asuntos, con toda independencia y soberanía.

11.Los Juegos Olímpicos son para la gente la ocasión para aprender a conocerse mejor y hacerse de amistades, al abrigo de toda campaña política partidista. Desde marzo de 2008 más de 100 países declararon, de una forma u otra, su apoyo a la República Popular China en la cuestión tibetana. Se oponen a todo tipo de boicot de los Juegos Olímpicos de Beijing. Prácticamente todos esos países son del sur, y han sido ya víctimas frecuentes de la subversión y de la agitación imperialista.

12.Exigimos que las potencias occidentales, los Estados Unidos ante todo, pongan fin a toda injerencia y amenaza, directa o indirecta, hacia la República Popular China. Que respeten la soberanía de la RPC sobre la región autónoma del Tíbet, como sobre otras regiones autónomas o sobre la isla de Taiwán. Que pongan fin a su apoyo a los movimientos separatistas, tibetanos u otros. Pedimos a los atletas y deportistas que se reunirán en Beijing para los Juegos Olímpicos, reforzar en esta ocasión los lazos de amistad con todo el pueblo chino.