Imposible comprar vivienda en Rumanía

Posted by Tomás Vivanco | | Posted on 21:33




Como todos los países capitalistas, Rumanía ha experimentado un fuerte auge inmobiliario de carácter especulativo durante los últimos años. El PIB subió un 6 por ciento el año pasado pero la construcción creció un 33,6 por ciento.

Según un estudio, un 25 por ciento de los rumanos quieren comprarse una casa en los próximos diez años pero, actualmente, sólo el 7,5 por ciento, es decir, unas 400.000 personas, tiene la capacidad financiera suficiente para ello.

La causa es la subida en el precio de la vivienda, que ha estado subiendo en torno a un 20 por ciento anual. Mientras que en 2003 el metro cuadrado en Bucarest oscilaba entre los 300 y 500 euros, actualmente el precio medio por metro cuadrado de una vivienda nueva en la capital es de 2.475 euros y en la casa de segunda mano de 2.177 euros. Estas cifras han llegado incluso a los 3.000 euros en alguna ocasión.

Sin embargo, como consecuencia de la explotación de los trabajadores, en Rumanía está empezando a emerger la burguesía, sobre todo en las grandes urbes. Los burgueses se están convirtiendo en los principales compradores de casas nuevas, gracias al crecimiento de sus beneficios.

Los especuladores de la vivienda en Rumanía suelen ser extranjeros. El mercado inmobiliario rumano se ha convertido en un paraíso para las multinacionales. La entrada de Rumanía en la Unión Europea tuvo mucho que ver. Si bien antes los extranjeros tenían prohibido el derecho de adquisición de suelo y propiedades inmobiliarias en esta zona, el ingreso en el mercado europeo eliminó las restricciones. De hecho, ahora abundan las inmobiliarias que operan en todo el país y también son numerosos los especuladores extranjeros que compran casas en Rumanía para revenderlas.

Por otro lado, están los emigrantes rumanos en otros países europeos que quieren comprar una casa en su país para regresar, una situación que cada vez se da menos a causa de las duras condiciones laborales a que se ven sometidos.