19 de abril: Levantamiento del Ghetto de Varsovia‏

Posted by Tomás Vivanco | | Posted on 15:14





UN NUEVO ANIVERSARIO DEL LEVANTAMIENTO DEL GHETTO DE VARSOVIA: NO OLVIDAMOS – NO PERDONAMOS - POR NUESTRA Y VUESTRA LIBERTAD!!

El 19 de Abril se cumplieron 65 años del heroico Levantamiento del Ghetto de Varsovia. Ha transcurrido mucho tiempo desde aquella gesta llevada a cabo por un pequeño y abnegado grupo de jóvenes combatientes antifascistas judíos, que aun hoy impacta sobre la conciencia humana. Su legado POR NUESTRA Y VUESTRA LIBERTAD resuena porque no solo que no ha perdido vigencia, sino que ha adquirido una redoblada significación.

Frente al oprobio y la discriminación, frente al racismo y la vejación a los mas elementales derechos, esas palabras, ese hecho se yergue, puro y cristalino, reivindicando los valores de la dignidad, la justicia y el humanismo.

No solo para el pueblo judío, sino que para todos los pueblos, recordar aquel acontecimiento y traerlo al día de hoy con sus lecciones para que no se congele en un bronce inanimado ni en un recuerdo vacío, es una obligación de hombres libres y concientes de la necesidad de construir una vida que merezca ser vivida por todos, plena, íntegra y sin ningún tipo de distinciones.

En la memoria de Mordejai Anielevich, el jefe de la Organización Judía de Combate, de Josef Levartovsky, el gestor de la unidad de los grupos antifascistas del ghetto, de Emmanuel Ringelblum, el cronista de esa gesta combatiente, de Janusz Korczak, el maestro que brindo calor y refugio en medio de aquella terrible gelidez, honramos la valiente lucha de miles y miles de desconocidos luchadores, que dieron lo mejor de si -su vida- en aras de la causa de la libertad de los hombres.

Y no nos limitamos a los luchadores judíos; cuando decimos luchadores del ghetto, pensamos en Patrice Lumumba y Nelson Mandela; en Bolívar, Artigas, San Martín y José Marti; en Rigoberta Menchu, Juana Azurduy y las Madres de Plaza de Mayo; en Julius Fucik y todos los partizanos antinazis; en los miles y miles a los cuales nunca conocimos, pero que sabemos que gracias a ellos hoy podemos decir: NUNCA MAS a cualquier tipo de racismos, discriminaciones, exclusiones, marginaciones por el motivo que sea.

Decimos un rotundo y contundente NO al fascismo –sea cual fuere su cara, la vieja o la remozada- porque el fascismo es odio, es muerte, es el horror de un campo de concentración o del hambre; es la angustia del desempleo o de marchar al horno crematorio.

Frente a los fundamentalismos, a las doctrinas apocalípticas de la intolerancia, a las variantes neo-nazis y fascistizantes, levantamos con fuerza y vigor las siempre vigentes ideas de la convivencia, del respeto, de la fraternidad. No somos soñadores ingenuos; esta postura va al encuentro de las coordenadas del momento histórico actual, en que los pueblos –con la decisión que surge de la voluntad de construir un mundo absolutamente diferente al que vivimos hoy- reclaman por un trato justo, por igualdad de oportunidades real y verdadera, por un futuro que tenga perspectivas de desarrollo armónico para todos, sin amenazas nucleares, bélicas, de desequilibrio ecológico o hambre endémico.

De allí que nos manifestemos enérgicamente frente a los conflictos y enfrentamientos vividos en diversas regiones del mundo y especialmente en Medio Oriente. Porque creemos en la posibilidad de llegar a acuerdos, porque anhelamos la paz democrática, estable, duradera y justa en la región y la convivencia pacifica entre israelíes y palestinos, porque nuestra vocación es el dialogo y el acuerdo, es que nos oponemos tanto a las acciones terroristas de grupo o de Estado. Descreemos de las salidas tremendistas que puede llevar a escaladas de mayor de violencia y a espirales de odios, porque en Medio Oriente la única esperanza y lo único verdaderamente revolucionario, transformador y justo es una paz justa.

Convocamos, con la mano tendida y el corazón vibrante, en homenaje a los Combatientes judíos Antifascistas del Ghetto, a luchar por consolidar la Paz en el Medio Oriente, a apoyar todos los esfuerzos que se dirigen en esa dirección, a manifestar nuestra solidaridad en forma activa para que el camino del entendimiento se convierta no en una expresión de deseos, sino una concreta realidad, a trabajar por los acuerdos justos y democráticos entre seres humanos, pueblos y naciones.

Desde este pequeño espacio, un puñado de buenas intenciones que somos, ¿podemos hacer algo? Seguro que si; quedarnos quietos seria condenarnos nosotros mismos y a las generaciones que vienen a un futuro mas que incierto, ya no solo desde el punto de vista económico -el salvajismo del neo-liberalismo conservador es elocuente por si mismo-, sino también político y cultural.

Somos herederos y portadores de una cultura de la resistencia a la opresión, de lucha contra las desigualdades y por la justicia, dignidad, bienestar y felicidad de los seres humanos. Entonces no abandonemos esas ideas-fuerza, esas matrices que son nuestros anclajes verdaderos y sumemos nuestro esfuerzo cotidiano a -como gustaba decir Rimbaud- cambiar la vida. No seamos simples espectadores; comprometámonos; no permitamos que campee la impunidad, no dejemos que ninguna injusticia quede absuelta.

Prof. DANIEL SILBER

Presidente

ICUF

Idisher Cultur Farband / Federacion de Entidades Cultutrales Judias de la Argentina