ALBA: Esperanza para los pobres, amenaza para las élites‏

Posted by Tomás Vivanco | | Posted on 12:52




http://www.argenpress.info/nota.asp?num=057582&Parte=0


Los 5 países actualmente miembros del ALBA.

Nicaragua

ALBA: Esperanza para los pobres, amenaza para las élites



El 29 de julio 2008, TORTILLA CON SAL conversó con Lic. Jorge Martinez Gonzalez y Lic. Armando Chible Sandoval, Presidente y Vice-Gerente respectivamente de la cooperativa Caja Rural Nacional R.L. (Caruna).

Caruna es la entidad que administra los fondos disponibles para proyectos de desarrollo en Nicaragua dentro del marco de la Alternativa Bolivariana para la Américas (ALBA). Actualmente los países miembros de ALBA son Bolivia, Cuba, Dominica, Nicaragua y Venezuela. El gobierno de Honduras ha anunciado su intención de adherirse a ALBA próximamente.

Entonces la experiencia de Nicaragua cobra cada vez más importancia como ejemplo y modelo de la alternativa del comercio justo y la solidaridad que se desarrolla al implementar los acuerdos del ALBA. Esta entrevista destaca tres aspectos fundamentales de la experiencia de Nicaragua en este sentido.

Primero, se consta claramente como se prioriza las necesidades de los sectores más afectados, más marginados por casi dos décadas de políticas impuestas por los países ricos y las instituciones financieras internacionales dominadas por ellos.
Segundo, se nota la amenaza que el éxito de los acuerdos del ALBA representa para el sistema de dominación económica establecido por aquellas políticas despiadadas de los países ricos.

Finalmente, se consta también el papel clave que juega los medios de comunicación locales en defensa del modelo imperialista de dominación económica, financiera y cultural y para desprestigiar, menospreciar y descartar la dramática alternativa de esperanza que representa el ALBA para la mayoría empobrecida de la región.

Lic. Armando Chible
Vice-Gerente CARUNA

TcS: ¿Quizás ustedes podrían darnos una visión global del trabajo de Caruna adentro del marco de ALBA?

JM: Nosotros firmamos con PDVSA un convenio de administración de fondos y custodio, uno que libera en 25% de la factura petrolera que se comercializa a través de una empresa de distribución del petróleo en Nicaragua. Utilizamos ese 25% para dirigirlo a créditos al sector agropecuario y al sector productivo de nuestro país del cual, hasta el mes de mayo, habíamos colocado ya C$440 millones de córdobas, un poco más allá de los US$22 millones de dólares para ser más exacto. Y habíamos beneficiado a algo cercano a las cincuenta mil personas en 57 cooperativas de productores, ganadores, pequeños agricultores ubicado en todo el territorio nacional.

Esos C$440 millones, esos US$22 millones de dólares han sido colocados a una tasa de interés de 8% anual sobre saldo, con diferentes fechas de pago y diferentes plazos de pago de acuerdo al rubro. Si es granos básicos, si es arroz, frijoles, hortalizas, esos tienen un plazo de un año. Si es siembra de plátano y otros similares, ya se entrega el crédito a dos años de plazo. Y si es retención de vientres o pequeñas inversiones, ya se da un plazo de tres años, de tres a cinco años de plazo.

Eso ha beneficiado a esos 57 cooperativas y ha beneficiado a unos 10,000 pequeños agricultores individualmente. Y está desde Bilwi o Puerto Cabezas hasta Somotillo en la frontera con Honduras el tendido de la CARUNA con 25 sucursales en todo el país. Además de eso, utilizamos la red de cooperativas establecidas en el país que hacen créditos con CARUNA y hacen llegar el crédito al pequeño productor.

Tenemos alianzas en Chontales con la Caja Rural de Chontales, en Guinea con el Banco Campesino San Antonio de una cooperativa y estamos trabajando también para trabajar con la Fundación El Rama que son los territorios más al fondo del territorio nacional. Y estamos por aperturar la agencia en Bluefields que es de la Región Autónoma Atlántico sur donde no teníamos sucursales.

Eso es lo que digamos liberan los fondos del 25% de la factura petrolera. El otro 25% que se libera que se va al fondo común de los países que son miembros del ALBA, Bolivia, Cuba, Nicaragua y Venezuela. Allí de ese fondo, son los países signatarias, los firmantes de ese acuerdo del ALBA los que deciden como se invierten esos recursos y nosotros tenemos con ellos un convenio de administración de esos fondos. Entonces es ALBA CARUNA que administre este fondo del ALBA.

Los dos se originan en la factura petrolera pero los convenios son con PDVSA, PDVSA-CARUNA para administrar y custodiar correctamente estos fondos. Estos fondos que se han utilizado, US$20 millones se han destinado para lo que es el plan Calles para el Pueblo, que son unos C$400 millones. Y se han destinado para lo que es el mejoramiento del transporte colectivo y selectivo. Se han destinado inicialmente US$2 millones pero vamos a llegar hasta US$5 millones. Es decir un poco mas de C$100 millones para lo que es la modernización del transporte.

Y estamos apoyando también lo que es el proyecto de construcción de Casas para el Pueblo que una primera etapa de 400 casas con un monto estimado de US$5 millones. Para lo que es la infraestructura básica del país, calles, caminos, casas para que la gente más humilde pueden esto... las casas se va a dar mediante un programa de crédito con una tasa de interés máximo de 8% y con un plazo máximo estimado de 20 años que productores o en este caso los beneficiarios del plan Casas para el Pueblo puedan adquirirlas estas casas y puedan pagarlas.

Es una casa que tiene tres habitaciones, tienen cielo raso, tienen porches, tienen un pantera, que tienen un lavadero o un fregadero y que tienen unos 212 varas cuadradas de superficie. Los terrenos ya están ubicados en una zona dónde la tierra tiene un alto valor. Esos son los principales. El total de las familias beneficiadas.... porque dentro de los montos globales que hablábamos de crédito hay algunos programas que son muy especiales.

Tenemos un programa de pesca artesanal para las Regiones Autónomas Atlántico Norte y Atlántico Sur para beneficiar a 830 pescadores artesanales. Tenemos un programa de retención de vientres que es por 6 millones de dólares, previsto para retener 24.000 vaquillas y beneficiar a 1675 productores y productoras. Tenemos un programa de insumos agropecuarios que está beneficiando a 8000 agricultores en la distribución de urea a precio justo, urea para el pueblo. Y tenemos en coordinación con el Ministerio de Agricultura y ganadería, el MAGFOR, un programa de distribución de semillas a los productores, semillas e insumos a un total de 87,000 familias en ese programa del pequeño productor.

Y con esto que tenemos aquí que son 91,720 los que están siendo beneficiados, tenemos un total de alrededor de 170,000 nicaragüenses beneficiados directamente con los dos fondos. Con el fondo ALBA y con el fondo ALBA-CARUNA. Entre las dos tenemos a 170,000 nicaragüenses beneficiados. Esa es digamos una cobertura que, si bien es cierto todavía no estamos en todos los municipios, pero con la nueva, producto de la colaboración de programas de crédito que va a implementarse con el BANDES, tenemos para el programa Hambre Cero US$10 millones que van a ser para el Bono Alimentario Productivo.

Y tenemos para crédito a las mujeres, a las pequeñas micro-empresarias de las ciudades del casco urbano de la ciudad US$10 millones. Esto pretende beneficiar a unas 43,000 personas, 33,000 mujeres con crédito de hasta de US$300 por beneficiaria y 10,000 mujeres en el Bono Alimentario Productivo. Y esto es de BANDES que es como un mecanismo de financiamiento, el Banco de Economía Social y Solidario de Venezuela. Ellos tienen una oficina de representación aquí en Nicaragua.

TcS: Y en Nicaragua, BANDES está canalizando fondos por medio de ALBA-Caruna.

JM: Son US$36,958,000.

TcS: ¿Y eso es en adición a los fondos de ALBA?

JM: Exactamente.

TcS: ¿Y eso es una donación?

JM: Una parte es de fondos de cooperación no retornable, lo del programa Hambre Cero que son US$10 millones y los US$2,958,000 que son para la pesca artesanal. Esos son de carácter no retornable. O sea no regresivo para los nicaragüenses, para capitalizar las familias pobres nicaragüenses. Y el resto, unos US$24 millones son créditos para fortalecer las capacidades productivas del sector agrícola y las capacidades de tener una posibilidad de trabajar y generar un pequeño empleo a las mujeres de los cascos urbanos de nuestro país a través de Usura Cero.

TcS: Sería interesante saber algo del tipo de acuerdo que ustedes tienen entre ALBA-CARUNA y PDVSA y el tipo de acuerdo que tiene con BANDES.

JM: Bueno, con BANDES es una relación de crédito justo, plazos razonables, hasta diez años para pagar, tasas de interés de uno a tres por ciento, anual. Eso es una relación de crédito, el crédito que se coloca con tasas que en el caso de Usura Cero no va más allá de los 4% la tasa de interés al año. Y en el caso del crédito a la producción y retención, a las cooperativas, igual. No va más allá del 5 por ciento. Y a los sectores productivos individuales no va más allá del 8% la tasa de interés.

Es una relación de crédito justo. Sobre el acuerdo de la administración de fondos y de custodio en relación al fondo ALBA, básicamente lo que tenemos es un acuerdo de administración y custodio de esos fondos para ser colocados correctamente con tasas de interés justas y accesibles que hace la diferencia con relación a lo que es el sistema bancario convencional y en relación a las otras entidades financieras de este país. Y el convenio para administrar y custodiar los fondos ALBA, que los países signatarios del ALBA deciden el uso de estos recursos para inversión en el sector social.

TcS: ¿Como está conformado el ejecutivo que toma la decisión sobre el uso del fondo ALBA?

JM: Es a iniciativa de la sociedad organizada en los Consejos del Poder Ciudadano los que hacen la petición, por ejemplo a la Asociación de Alcaldes Democráticos que son los responsables del Plan Calles. Ellos hicieron la demanda a través de 104 alcaldías de todo el país para accesar a los beneficios de los fondos de ALBA. Ellos presentaron los proyectos a CARUNA. Nosotros firmamos un convenio con ellos y el proyecto se está ejecutando en todo el país.

TcS: Pero ustedes no pueden tomar la decisión de autorizar así no más, ustedes tienen que consultar con alguien, ¿no?

JM: Los países signatarios de ALBA son los que toman la decisión. Ante una solicitud de 102 alcaldías de todo el país incluyendo Sandinistas y liberales. Son 87 alcaldías Sandinistas. El resto son Liberales. Y hay 102 alcaldías beneficiadas del proyecto Calles para el Pueblo. Entonces, ellos hacen su solicitud a través de su organización que es la Asociación de Alcaldes y presentan cada una cuantas cuadras, cuanto cuesta, hacen la propuesta para la licitación, la contratación de las empresas que van a hacerse cargo.

Se genera empleo, se contrata mano de obra local para lo que es el adoquinamiento, los andenes, todo el trabajo que conlleva a hacer esto. Y nosotros lo que hacemos es en base de los contratos pagarles a los contratistas los trabajos que ellos realicen. Ellos tienen un sistema de supervisión de las obras, de seguimiento a las obras porque para nosotros sería tal vez imposible ir a cada municipio, entonces las alcaldías tienen una participación en esa supervisión, seguimiento y control.

TcS: Para estar completamente claro sobre este punto. Ustedes reciben las solicitudes de las alcaldías. Ustedes canalizan esas solicitudes a las personas que dicen que sí, está bien. Pero ¿qué es la entidad que autoriza a ustedes soltar fondos para tal o tal proyecto?

JM: Los Presidentes del ALBA tienen una reunión. Los países firmantes del ALBA en condiciones extraordinarios de colaboración deciden. Hay como una matriz de dirección que decide sobre los proyectos sociales. Es al más alto nivel.

TcS: Entonces es a nivel Presidencial que se aprueban todas estas decisiones.

JM: Sí. Por ejemplo a través de los fondos ALBA, se está financiando el subsidio al transporte. El famoso US$1.30. Y también que está entregando financiamiento a todas las cooperativas del transporte. Estamos hablando de 17,000 pares de llantas de los 25,000 que se acordaron. Las barras electrónicas para el control de los pasajeros en el sistema de los buses, igual. Están en proceso normal. Y lo que son las baterías, los lubricantes y otros también. Ese es un fondo de apoyo al sector transporte y crédito a tasas totalmente no vistas en el país, porque al sector transporte esas llantas se están financiando a dos años de plazo y a 4% de interés anual. A menos que es la tasa internacional, menos que el Libor.

TcS: Una de las dudas que levantan los medios de comunicación sin dar una respuesta es sobre el acuerdo que tiene ALBA-CARUNA con PDVSA para pagar esos préstamos.

JM: Lo que vamos a pagar es el 25% de la factura petrolera. Lo vamos a pagar en 25 años. Tenemos dos años de gracia y 23 años para pagar. Con una tasa de interés de 2% anual sobre el saldo que va de acuerdo con la facturación. Eso es lo que vamos a pagar, porque el otro tenemos un plan de pago acordado con ellos. Es una deuda de ALBA-CARUNA conforme un acuerdo firmado por Asdrubal Chávez que es el Vice-Presidente Internacional de PDVSA y por Jorge Martinez Gonzalez, quien soy yo, Presidente de Caruna.

Ese es el acuerdo del fondo del primer 25% y aquí está el otro sobre el otro 25% firmado por Asdrubal Chávez y Jorge Martinez. Entonces en este caso lo que es el 25% que nosotros colocamos con una tasa de 8%, porque con el 2% cubrimos de alguna manera nuestros gastos operativos y de acercar el crédito a la gente a los territorios y otros imprevistos que se pueden dar en el manejo financiero - tenemos una provisión para cuentas incobrables que lo agregamos, aparte al componente del 8%, para al final en el tiempo por poder pagar el crédito, que como el dinero se libera en efectivo pasa, por mandato del contrato de la distribuidora del petróleo, pasa a las cuentas de Caruna por orden de PDVSA, nosotros somos los que vamos a pagar a PDVSA. No es una deuda del estado de Nicaragua, ni de las instituciones del estado nicaragüense.

TcS: Ese es un punto que han comentado algunos economistas nacionales. Por ejemplo Nestor Avendaño ha sugerido que cuando se presta dinero a IRTRAMMA o ENATREL o GECSA que ese dinero puede pasar a ser una deuda pública.

JM: Nada que ver. Quiero decir lo siguiente. En Nicaragua en el período de gobierno anterior se privatizó lo que es la distribución de la energía y ahora lo hace una transnacional, Unión Fenosa, una española. Y lo que antes fue una sola empresa se segmentó en generadoras, transmisoras y distribuidoras. Las generadoras son GECSA las privadas que hay, Corinto, Tipitapa Power, AMSFEL y otras. Esas son las generadoras. La transmisora es ENATREL que es una empresa del estado. Y la distribuidora es Unión Fenosa que cobra la factura de consumo.

Podríamos decir que mal intencionadamente han querido vender la idea que recursos que se han liberado de la factura petrolera y que nosotros le hemos entregado al sistema de generación y de transmisión es una deuda pública. Pero realmente no es una deuda pública porque, paralelo a ello, existe un contrato donde Unión Fenosa dice que todos los recursos entregados a las gasolineras o las generadoras es por cuenta de Unión Fenosa.

Unión Fenosa reciba un subsidio del estado de Nicaragua consistente en que todos los nicaragüenses que consumen menos de 150 kilowatt-hora al mes reciben un subsidio. Ese subsidio se lo entrega el Ministerio de Hacienda y Crédito Público a Unión Fenosa. Entonces Unión Fenosa tiene un convenio firmado con Caruna en que dice que ellos ignoran a favor de Caruna para pagar lo que se gasta en la generación y en la transmisión, esa cuenta a Caruna. La relación de deuda es que Unión Fenosa le debe a Caruna. Porque Unión Fenosa recibe el servicio de ENATREL y de ENEL, y de su sistema de generación y de transmisión porque ellos distribuyen esa energía y la cobran.

Entonces quien responde por la deuda es Unión Fenosa. Y ellos lo saben y se han quedado callado. Incluso los generadores privados como Empresa Generadora Energética Corinto de Cesar Zamora, la AMSFEL, la Tipitapa Power y la Puerto Cabezas Power incluso, son generadoras privadas. No hay deuda pública.

TcS: Entonces Caruna no tiene ningún acuerdo de préstamo con entidades públicas en el sector energético u otro sector.

JM: No. El estado de Nicaragua mediante una ley de la Asamblea Nacional tiene un acuerdo para subsidiar a los nicaragüenses que consuman menos de 150 kilowatios hora al mes. Como esa plata se presupuesta en el presupuesto general de la República, tiene que venir vía la Tesorería a través del Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Pero porque a veces eso es un poco lento y a veces Unión Fenosa requiere urgentemente recursos, entonces se firmó un convenio con nosotros. Por ejemplo, si lo damos una plata para pagarles a la Esso y se lo hacemos a ver al Ministerio de Hacienda diciéndoles Unión Fenosa ha firmado con nosotros que el dinero que le paguemos por ejemplo a la Esso Standard Oil por combustible requerido para la generación y posterior transmisión de la energía, ellos dicen que endosen y ignoran el pago que les va a hacer el gobierno a ellos a favor de Caruna.

TcS: Nadie ha explicado eso en los medios. Es una estrategia constante de los medios de la derecha de provocar interrogativos que bien podrían contestar. Pero los dejan en el aire. No dan seguimiento a sus propias preguntas. ¿Ustedes han tenido otra experiencia de ese tipo de maniobra para confundir, de parte de los medios?

JM: Casi todas las experiencias, tanto lo que es crédito como lo que es en el marco de los acuerdos de los países firmantes del ALBA, los medios han tratado de desinformar de desvirtuar y poner en duda la transparencia de la ejecución. Por ejemplo en el Plan Calles dijeron que las alcaldías beneficiadas eran las alcaldías Sandinistas.

Pero como les expliqué anteriormente son 87 alcaldías Sandinistas y donde se están ejecutando Plan Calles son 102 alcaldías. Hay una buena cantidad de alcaldías beneficiadas que no son necesariamente Sandinista. Y dicen que los proyectos del ALBA benefician solo a los Sandinistas. Pero donde se están haciendo esos mil, mil cien calles aproximadamente en todo el país viven no solo Sandinistas, viven liberales, viven conservadores, vive el pueblo. Si votan o apoyan a la Revolución eso es otra cosa. Pero en principio el calle se hace y no preguntan quien vive. Solo se sabe que allí vive un pueblo humilde, un pueblo trabajador, un pueblo que ha pasado en el verano con polvaredas y en el invierno con charcas y que ahora tiene una situación distinta.

Allí intentaron decir que no se sabían de las contrataciones pero básicamente allí están trabajando todas las constructoras del país hasta las más grandes. Están trabajando empresas privadas Llansa, de Guerrero, Oirsa, pequeñas medianas y hasta grandes están trabajando. Y ellos han dicho que está bien que los mecanismos son transparentes que ellos han acudido, que han ofertado sus servicios y que han sido contratadas para hacer calles. Ese es un ejemplo de la desinformación que quisieron dar con esas noticias.

Ellos han intentado satanizar la relación Caruna, ALBA-CARUNA con la cooperación venezolana. Porque nosotros tenemos convenios de colaboración y contratos de administración con otras 23 entidades privadas nacionales e internacionales. Por ejemplo tenemos acuerdos con la Fundación Rabobank de Holanda, con una fundación de Wisconsin de Estados Unidos, una fundación de Italia, con Ayuda Obrera Suiza, con BECU, con Oxfam Inglaterra, con OXFAM Canadá, con Oxfam Bélgica, con la Unión Europea en COSUR en Rivas. Tenemos un abanico, podemos decir, de convenios, de contratos, de líneas de crédito con otras entidades.

Pero eso no se menciona. Solo se menciona y se sataniza la relación y la cooperación con Venezuela porque quieren decir que están mal usando estos fondos, que no hay transparencia y hay deuda. Incluso en los datos que han dado ellos, en los supuestos que han dado ellos siempre dan una información que no es real que es información que ellos se suponen.

TcS: ¿Ustedes han recibido solicitudes de entrevistas de periodistas nacionales?

JM: Nosotros dentro del marco de lo que es la publicidad, dentro del marco de lo que es la divulgación de prensa de CARUNA, hemos venido definiendo una linea de información para los medios nacionales, de lo que hacemos, cuando aperturamos un sucursal, cuando entregamos crédito. Es pública la información.

Pero hay algunos medios, por ejemplo El Nuevo Diario y La Prensa, que han venido a pedir información y hacen preguntas malintencionadas. Teníamos una actividad en el PAEBANIC para hablar del ciclo agrícola con 63 cooperativas y más de cien dirigentes. Estábamos hablando de las tasas de interés, de los créditos, de los rubros. Y se me acerca un periodista de uno de estos medios y me dice, 'CARUNA está manejando los fondos del ALBA.....¿usted no considera que estos fondos tienen un origen oscuro?' Entonces cuando ellos comienzan hablar así, entonces, 'Mira, por favor' le digo, 'yo no puedo hablar con usted porque usted está suponiendo cosas que no existen o existen en su mente.'

AC: En ese foro se expusieron los diferentes programas de Wisconsin, de ALBA-Caruna.

JM: Se presentaron por un Datashow.

AC: Ellos están viendo. Están todos los medios pero... no están viendo. Nosotros ponemos todo en una pantalla. Pero el periodista no ve. Lo que ve es lo oscuro. El ve ALBA-Caruna y ya está prejuiciado. Entonces hay una razón de no dar pie a eso. Si el periodista anda con una mala intención solo quiere ver de la parte mala. Solo al ver que es Chávez, que es ALBA-Caruna o ALBA, pues, ya está malo

JM: Lo que pasa es que nuestra experiencia de estos medios es que tergiversan la información. Si uno se pone de buena fe de dar declaraciones sobre sus programas, sobre montos o números de gente beneficiados, los titulares que ponen, 'CARUNA pasa de ser modesta cooperativa a chinear fondos' o 'CARUNA se chinea' y en Nicaragua 'chinearse' es otra cosa, implica fraude.

TcS: Pero CARUNA tiene 20 años de existencia.

JM: 15 años. Y en 15 años tenemos 15,500 socios individuales, tenemos 25,000 socios en cooperativas en la red de cooperativas con 40,000 afiliados. De nuestros socios tenemos C$80 millones en ahorros propio de ellos.

TcS: Su experiencia es mayoritariamente agrícola.

JM: Sí. Nuestros socios tienen esos C$80 millones. Tenemos C$40 millones y algo en patrimonio. Tenemos C$20 millones en aportaciones. Estamos hablando de más de C$140 millones que son de los socios. Hacemos operaciones de más de C$2000 millones anuales. En transferencias hacemos transferencias nacionales e internacionales. Cambio de cheques fiscales. Compra y venta de divisas. Todas esas operaciones financieras, cooperativas que están permitidas por la ley de cooperativas nosotros las hacemos incluso de los gastos operativos nuestros solo un 30% son generados por los intereses en los préstamos y el 70% son generados por otros servicios financieros que la CARUNA brinde en todo el país.

TcS: Entonces el marco jurídico para ustedes es la Ley de Cooperativas.

JM: Sí. La Ley General de Cooperativas. Ley 499 que nos hace una entidad cooperativa de carácter nacional que puede afiliar hombres y mujeres de todo el país que aceptan los estatutos, que aceptan el reglamento de Caruna y con distintos organismos que son fondos en administración actuamos conforme los intereses de esos organismos.

Por ejemplo con Los Pipitos tenemos un convenio firmado. Con Los Pipitos ellos dan crédito a los padres de familia con capacidades diferentes. Entonces firmamos el convenio y nosotros le damos a Los Pipitos o a los padres de Los Pipitos o a quien ellos nos dicen: No les obligamos a que sea socio. Como tenemos un convenio de administración con la dirección de Los Pipitos entonces Los Pipitos nos dice de le a tales y tales familias que tienen hijos con discapacidades.

O por ejemplo un programa de apoyo a victimas de guerra que se llama Provictima. Entonces nos dice Provictima, deles a tales y tales ciudadanos que sufrieron lesiones durante la guerra sean del ejercito o sean de la Contra, sea donde sea su origen y so tales y tales de acuerdo con su carnet. Eso va con cero tasa de interés. Ellos nos dan por aparte un 2 por ciento para estos gastos operativos de la CARUNA para dar ese crédito.

Estos fondos de administración le dan servicio a distintos sectores de la vida nacional y ellos son los que dicen 'tenemos interés en que llegue crédito a este grupo o a este segmento' y así es que trabajamos. No es que de la noche a la mañana que tuvimos un cambio de gobierno que Caruna tiene existencia. Lógicamente el apoyo que el gobierno de Unidad y Reconciliación le ha dado al sector cooperativo y al sector productivo en general es un esfuerzo extraordinario. Nosotros lo valoramos de esa manera.

Es extraordinario a través del fondo de crédito rural, a través del MAGFOR, a través del IDR, a través de la FNI, a través del convenio de Caruna con BANDES. Si no fuera por las relaciones del Presidente Ortega con Venezuela, probablemente no tendríamos esta relación de crédito con BANDES y eso nos ha servido mucho para llegar al pequeñito agricultor. Y muy probablemente si hubiera otro gobierno nosotros no tendríamos acceso a esos fondos ni a esos fondos que libera la factura petrolera.

Lógicamente, las relaciones que existen en cuanto a la cobertura, en cuanto a la seriedad, en cuanto a la transparencia de los mecanismos de control que tiene Caruna es que el gobierno de alguna manera nos permite que nosotros tengamos una relación directa con PDVSA por estos fondos que se liberan. Lógicamente, eso es muy importante la relación de colaboración y de alianza con el gobierno que está ejerciendo el poder en Nicaragua a favor de los pobres.

TcS: Se supone que aumentar la productividad del país por medio de una oferta amplia de crédito a sectores antes marginados es uno de los objetivos de este gran esfuerzo a favor de los pobres. Y quizás otro objetivo es de crear las condiciones que obliga a las demás entidades que ofrecen crédito en el país para que ajusten sus créditos a la nueva realidad que se ha creado por las políticas a favor de los pobres del gobierno. ¿Como miran ustedes ese proceso y que tipo de cambio esperan ustedes en los años que vienen?

JM: Nosotros esperamos que la incidencia de Caruna en el sector agropecuario y en el sector micro empresa en la zona urbana contribuya a que la banca o las entidades financieras que no están reguladas por la banca pueden hacer un análisis serio y que pueden tomar decisiones para mejorar los servicios financieros. Y sobre todo reducir los costos del acceso al crédito, porque muchos costos que se adicionen a la tasa de interés tienen que ver con la forma en que ellos calculan sus gastos operativos, sus gastos corrientes y sus gastos colaterales. Y nosotros lo que pretendemos es ser una alternativa para el sector que no tiene acceso a los créditos tradicionalmente, porque con ese idea es como nacimos en 1994.

Cuando se cerró el Banco Nacional de Desarrollo el crédito agrícola en este país que tenía presencia en todo el territorio nacional es que entonces nosotros constituimos la Caruna para crear precisamente una alternativa de posibilidades para los agricultores. Ahora profundizar y afianzar el liderazgo cooperativo de Caruna, mejorar los servicios, tener al día pues todo en el sistema, capacitar bien a la gente, devolverles sus excedentes a los socios, aplicarles las libretas de portación para alentarlos a seguir creciendo en la cooperativa. Y sobre todo, pues, que los grandes empresarios que son accionistas de banco pueden, aunque de alguna manera ya ha venido incidiendo esto, pues, en reducir las tasas de interés de un promedio de 16% o 18%, cuando estuvo en más de 20%. Ha venido descendiendo el costo del crédito. ¿Qué nosotros queremos sin plantearlo públicamente que las financieras reduzcan? No. Nosotros vamos haciendo como dice el poeta, vamos haciendo camino al andar.

AC: Esto es muy importante porque si estamos hablando del juego libre del mercado entonces hay dos cosas importantes. Primero, que estos 130,000 personas que al tener una alternativa, algunos sectores económicos, a donde estaban pagando y no habían posibilidades para insertarse en la economía, están recibiendo apoyo. Un gran porcentaje no lo recibieron anteriormente. O sea, estamos pasando del empleo o cuasi-empleo a un empleo verdadero para un empresario. Entonces la posibilidad para Nicaragua es de cerrar la brecha un poco, no tanto, pero ir cerrando la migración que se tiene hacia otros países.

Ahora. ¿Qué las remesas son buenísimas? No. Las remesas no son buenísimas. Para mí al contrario son malísimas porque dejan nuestro producto interno bruto en otros países. Allí dejan US$5,000. Aquí dejan apenas US$300. Esos son nicaragüenses que podrían estar produciendo US$800 a US$1000 aquí en Nicaragua. Nuestro producto interno bruto estaría ascendiendo y nuestra per cápita también. Es una cosa muy importante que nadie la ve. O él que no la quiere ver.

Por otro lado si estamos hablando del mercado libre, como dice Jorge, no es que estamos presionando para que las tasas de interés bajen. ¿Como se está presionando que baje la tasa de interés? Allí está la gran preocupación de las otras micro financieras. Si la tasa de interés de nosotros ya lleva un promedio de 16% o 12% que está trabajando sustancialmente con estas programas, definitivamente ya la gente se da cuenta que hay una explotación fuerte con otras entidades financieras. Eso va a hacer que el productor, el empresario seleccione, tenga una oportunidad, 'bueno que me das al 20, 30, 40'...'no hombre si allá están dando al 10'. Entonces de alguna manera ellos tienen que ir recapacitando también, de bajar las tasas de interés.

TcS: O sea, porque la gente se está empoderando...

AC: Ya se están empoderando. Ya tienen oportunidad. Y sí, eso ayuda mucho. ¿Y que es lo que pasa aquí? Por ejemplo esas 130,000 personas que se están favoreciendo, lo que se está haciendo es liberando recursos para ellos para que tengan mejores ingresos. Lo que se están haciendo es teniendo mejores ingresos, porque si yo siembro una manzana de frijoles y antes de esa manzana se destinaba C$200 para los intereses ahora estoy destinando C$40 o C$50 y me quedan C$150 adicionales para mejorar...es cierto es poquito adentro de toda la economía nacional pero vamos a ver que beneficia el socio, beneficia la economía.

Los 5 dirigentes del ALBA